Concepto kiddo I Contacto I Publicidad
 
 
 
 
 
 
Agosto 2013
Fortalecer la hermandad
¿Qué mundo les dejaremos?
Perfil: Coach Pieter Strik
Entrevista: Diego Pérez
Carmen: En tus zapatos
Trotamundos: Manuela de Agrela
Álbum familiar: Tessa García
Plan de acción: ¿Cómo aficionarlo a
los cuentos?
Encuentro: Comunicación no violenta
Trompo
Tiempo nuestro
Mini Tips
Diciembre 2012
Trastornos de alimentación
Entrevista: Así nutren ellos
Que las mesas también celebren
Entrevista: Carlos González
Carmen: Nútreme mucho
Trotamundos: Florencia Delbene
Álbum familiar: Patricia Wolf
Plan de acción: Inteligencia financiera
Vibraciones de sabor
Coaching: María B. Settembri
Estilo: ¡A jugar se ha dicho!
Tiempo nuestro
Mini Tips
Agosto 2012
Entrevista: Así educan ellas
Plan de acción: El Arte de vivir
Aprender juntos nos hace bien
Educación: Colegio Rudolf Steiner
Carmen: ¡Waldorf en Montevideo!
Trotamundos: Mónica Mariño en Italia
Álbum familiar: “El Pelado” López
Tiempo nuestro
Mayo 2012
El precio de la perfección
Entrevista: Sol Rueda
Trotamundos: Ximena Torres
Ideas: Libros de familia
Mom in the city
Árboles familiares
Plan de acción: Hora de deberes
Tiempo nuestro
Álbum familiar: María Gomensoro

Trotamundos: Manuela de Agrela

Expatriarse a Shangai implicó para Manuela, Roberto y Juan Felipe Mirande y su perrita Taika, un giro de 180 grados. Escribir cada
palabra en Google Translate, convertir el juego “Dígalo con mímica” en una herramienta a la hora de comunicarse, tener que aprender el arte de regatear precios, son sólo algunas de las experiencias que quedarán grabadas en la memoria familiar.

Cuando tomamos la decisión de irnos a China teníamos un millón de dudas: ¿dónde vamos a vivir?; ¿qué vamos a comer?; ¿vamos a conocer a otros extranjeros?; ¿se van a querer comer a mi perra?... ¡Y la verdad es que nos llevamos una muy buena sorpresa!

Primeras impresiones
Llegamos en pleno verano con temperaturas máximas de 39°C y una humedad tan alta que salir a la calle se sentía como estar dentro de un sauna. La lluvia y las tormentas se presentaban casi todos los días por la tarde, pero bien como clima tropical, así como empezaban, paraban. Regatear los precios es todo un arte y para los locales es cosa de todos los días. Al principio parece divertido, pero llega un momento que es cansador. Si en Uruguay te lleva 10 minutos entrar a una tienda, elegir lo que querés comprar y pagar, acá te lleva unos 20 minutos!

En el supermercado todos los productos están escritos en chino, ¡incluso los importados! Lo conocido es fácil comprar,pero el resto es a prueba y error. Por suerte hay dos o tres supermercados con sección de productos importados, donde no nos podemos quejar porque hemos encontrado de todo.

Escuchar a dos chinos hablar te da la sensación de que estuvieran discutiendo, hablan a los gritos y gesticulan muchísimo con las manos. El inglés no es moneda corriente en las calles de Shanghai. Si vas a tomar un taxi, lo mejor es que lleves escrita la dirección en un papel para que el conductor la pueda leer. Uno no se puede comunicar correctamente y ellos, que lógicamente pretenden comunicarse, al ver que no entendemos nada, nos repiten lo mismo muchas veces y hasta van subiendo de tono por la dudas que seamos sordos!

Aprender chino-mandarín, más que un deseo, se vuelve una necesidad. Tienen cinco tonos distintos para una misma palabra donde si lo llegas a pronunciar mal, quiere decir algo que no tiene nada que ver. Al principio me las arreglaba con el dígalo con mímica, pero si era algo más complicado, lo escribía en la compu y con el Google translate lo pasaba a chino. Así y todo muchas veces no logramos entendernos!

Pero más allá de todas estas dificultades o barreras culturales, no podemos dejar de mencionar que, cómo decía al principio de la nota, llegamos con un millón de dudas que poco a poco se nos fueron despejando y para nuestra sorpresa, con desenlace totalmente positivo!

La ciudad es muy linda, moderna, con mucha infraestructura y con muchísimas más zonas verdes de lo que nos habíamos imaginado. Y sobre todo muy segura. Se puede salir con la billetera abajo del brazo, sin ningún tipo de preocupaciones. Adoramos la casa en donde vivimos, el barrio y a los vecinos. Muchos de ellos hoy forman parte de nuestra familia acá en China. Desde el primer día nos ofrecieron su ayuda para lo que fuera, nos recomendaron supermercados y hasta nos acompañaron a hacer nuestra primera compra.

La comunidad latina de expatriados, es muy grande y sobre todo muy solidaria. Tenemos un correo electrónico en común donde se publican las últimas noticias, actividades y más importante aún, cualquier duda que tengas será respondida. Desde adonde ir de compras, que lugar recomiendan para vacaciones familiares o cosas más importantes como a qué médico recomiendan o se comparten experiencias vividas…

Hoy, a un año de nuestra llegada podemos decir que estamos súper adaptados a esta nueva vida y sobre todo muy contentos con la experiencia que no solo nos ha enriquecido culturalmente hablando, sino que hemos ganado muchísimo en unión familiar. El estar lejos del resto de los integrantes de la familia y amigos nos permitió compartir más tiempo juntos. Desde un principio tuvimos que lidiar contra una realidad adversa lo cual definitivamente fortaleció y solidificó la familia.

 
NOTA: Todas la fotos tienen derechos reservados de autor.
 
:: Cumple de Estrellas ::
:: cascanueces ::
:: krea ::
 
 
Términos y Condiciones I Contacto