Concepto kiddo I Contacto I Publicidad
 
 
 
 
 
 
Agosto 2013
Fortalecer la hermandad
¿Qué mundo les dejaremos?
Perfil: Coach Pieter Strik
Entrevista: Diego Pérez
Carmen: En tus zapatos
Trotamundos: Manuela de Agrela
Álbum familiar: Tessa García
Plan de acción: ¿Cómo aficionarlo a
los cuentos?
Encuentro: Comunicación no violenta
Trompo
Tiempo nuestro
Mini Tips
Diciembre 2012
Trastornos de alimentación
Entrevista: Así nutren ellos
Que las mesas también celebren
Entrevista: Carlos González
Carmen: Nútreme mucho
Trotamundos: Florencia Delbene
Álbum familiar: Patricia Wolf
Plan de acción: Inteligencia financiera
Vibraciones de sabor
Coaching: María B. Settembri
Estilo: ¡A jugar se ha dicho!
Tiempo nuestro
Mini Tips
Agosto 2012
Entrevista: Así educan ellas
Plan de acción: El Arte de vivir
Aprender juntos nos hace bien
Educación: Colegio Rudolf Steiner
Carmen: ¡Waldorf en Montevideo!
Trotamundos: Mónica Mariño en Italia
Álbum familiar: “El Pelado” López
Tiempo nuestro
Mayo 2012
El precio de la perfección
Entrevista: Sol Rueda
Trotamundos: Ximena Torres
Ideas: Libros de familia
Mom in the city
Árboles familiares
Plan de acción: Hora de deberes
Tiempo nuestro
Álbum familiar: María Gomensoro

Trotamundos: Mónica Mariño en Italia

“Italia en seis días. Parecía muy poco tiempo para un país tan rico en todos los sentidos ¡Pero era mucho mejor que nada!”. Así anima a los padres Mónica Mariño, licenciada en Marketing, mamá de Olivia (6), María (3) y Tomás (1), a darse sus gustos y volver a casa con las pilas recargadas. “¡Se extraña a la familia pero unos breves recreos de tanto en tanto… ¡Cuánta falta que nos hacen!”.


Viajé en junio, una época ideal para caminar por las calles y dejarse contagiar por la alegría de los italianos a la espera del verano. Había estado en Roma hace dos años así que en este viaje dejé agenda, relojes y mapas a un lado. Mi única ocupación era disfrutar. Roma me resulta apasionante. Perderme en sus calles me hizo llegar a todos los lugares a los que hay que ir -Fontana di Trevi, Piazza Navona, Campo di Fiori, Coliseo, Panteón…- y conocer algunos nuevos fuera del mapa turístico. De Roma, me tomé un tren que atravesaba varios pueblos de la costa oeste de Italia. Así fue como llegué a Santa Margherita de Ligure. El trayecto hasta esa localidad me llevó cinco horas aunque se puede hacer en menos si se toma el tren bala. Yo preferí tomar la opción larga para conocer la costa. El viaje se pasó muy rápido con espectaculares vistas, el color tan particular del mar que se asoma entre las arcadas de los túneles y la sorpresa cuando van apareciendo los primeros pueblitos de Cinque Terre. La llegada a Santa Margherita de Ligure fue mágica. Parecía la típica postal italiana con la vía de tren, la estación poco mantenida y las típicas villas de colores colgando del cerro, la pintura descascarada sumada al aroma de los jazmines y el trinar de los pájaros. Entre las copas de los árboles y las casonas, se veía el mar y el puerto.

Siete minutos de ómnibus mediante, se llega a Portofino. En el trayecto las curvas son tan cerradas que los coches tocan bocina antes de darlas para advertir si viene algún auto en dirección contraria. Me enamoré de Portofino, de esa mezcla única entre decadencia y sofisticación, de su mar donde las chalanas atracadas en la bahía conviven en armonía con mega yachts. Las vistas subiendo al Castello Brown son imperdibles. El camino hasta Paraggi -la mejor playa de la zona- es pintoresco aunque un poco arriesgado. No existen las veredas y hay mucho tránsito a altas velocidades. Cada vez que va a pasar un coche, el caminante debe recostarse contra la baranda o las rocas y suplicar que se trate de un buen conductor. Tampoco faltan las Vespas a toda velocidad zigzagueando por los acantilados.
Mi viaje siguió por Porto Venere, antiguamente un pueblito de pescadores que desde 1997 junto con las islas Palmaria, Tino y Tinetto y las Cinque Terre, está incluido entre el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Un lugar mágico con unas vistas espectaculares.

Pietrasanta fue otro destino de mi recorrido. Un sitio ideal para los amantes del arte y la gastronomía. Se encuentra en la costa norte de Toscana, en la provincia de Lucca. Es centro internacional de la elaboración del mármol y del bronce. Tiene varias galerías de arte, muestras temporales y un centro histórico. Por su cercanía con las canteras de mármol de Carrara, artistas como Fernando Botero e Igor Mitoraj, entre otros, residen allí gran parte o todo el año. Además, Pietrasanta tiene una movida nocturna interesante, con mucha gente en las calles, disfrutando en algunos de los restaurantes gourmet del lugar.

También visité Lucca, convertida en colonia romana en el año 180 A.C. La capital de la Provincia de Lucca mantiene sus murallas intactas que hoy se convirtieron en paseos peatonales rodeando la antigua ciudad. Me pareció especialmente barata comparada con los anteriores lugares. Luego tocó el turno a Pisa. Si bien había visto fotos de la Torre de Pisa, me impactó verla en vivo y en directo, demasiado inclinada para mí gusto. El viaje siguió por Viareggio, famosa en la Toscana por su carnaval anterior a la Pascua. Es centro industrial y artesanal, sobre todo en lo referente a la construcción naval. Hay varios astilleros. También muy lindos paradores sobre la playa. El broche de oro fue Florencia. Única, es poco lo que se puede agregar a lo ya dicho sobre la ciudad más poblada de la región de Toscana, cuna del Renacimiento. Me impactó el David de Miguel Ángel en la Galería de la Academia. En Florencia también se come muy bien, por ejemplo, en la Osteria delle Belle Donne, un lugar para locales donde se degustan deliciosos fiambres y excelente carne.

Para agendar

B&B Al Centro Di Roma
Muy bien ubicado, ofrece un hospedaje muy digno a precios muy convenientes. http://www.bbalcentrodiroma.com/eng

Pizzería La Montecarlo
Conserva un aire local. Comidas caseras y una excelente relación precio/calidad.
A quienes gustan las almejas, recomiendo los Spaghetti Vongole. Vicolo Savelli, 13 00186. 066 861877. Roma.

Ginger Juice Bar
Súper ameno y recomendado a nivel local. Precios acordes a la zona. Tiene una sección de fiambrería y un área naturista con jugos de frutas y verduras. Via Borgognona 43, Roma.

Osteria delle Belle Donne
Un bodegón donde la tabla de fiambres y la carne son muy recomendables.
Belle Donne 16/r, Florencia.

Locanda del Gusto
Imperdibles sus risotto. Pietrasanta.
http://www.locandadelgusto.com/

Por Mónica Mariño


 
NOTA: Todas la fotos tienen derechos reservados de autor.
 
:: Cumple de Estrellas ::
:: cascanueces ::
:: krea ::
 
 
Términos y Condiciones I Contacto