Concepto kiddo I Contacto I Publicidad
 
 
 
 
 
 
Agosto 2013
Fortalecer la hermandad
¿Qué mundo les dejaremos?
Perfil: Coach Pieter Strik
Entrevista: Diego Pérez
Carmen: En tus zapatos
Trotamundos: Manuela de Agrela
Álbum familiar: Tessa García
Plan de acción: ¿Cómo aficionarlo a
los cuentos?
Encuentro: Comunicación no violenta
Trompo
Tiempo nuestro
Mini Tips
Diciembre 2012
Trastornos de alimentación
Entrevista: Así nutren ellos
Que las mesas también celebren
Entrevista: Carlos González
Carmen: Nútreme mucho
Trotamundos: Florencia Delbene
Álbum familiar: Patricia Wolf
Plan de acción: Inteligencia financiera
Vibraciones de sabor
Coaching: María B. Settembri
Estilo: ¡A jugar se ha dicho!
Tiempo nuestro
Mini Tips
Agosto 2012
Entrevista: Así educan ellas
Plan de acción: El Arte de vivir
Aprender juntos nos hace bien
Educación: Colegio Rudolf Steiner
Carmen: ¡Waldorf en Montevideo!
Trotamundos: Mónica Mariño en Italia
Álbum familiar: “El Pelado” López
Tiempo nuestro
Mayo 2012
El precio de la perfección
Entrevista: Sol Rueda
Trotamundos: Ximena Torres
Ideas: Libros de familia
Mom in the city
Árboles familiares
Plan de acción: Hora de deberes
Tiempo nuestro
Álbum familiar: María Gomensoro

Método Waldorf: mente, manos y corazón

El método pedagógico Waldorf tiene una visión general del niño. Busca no sólo darle contenidos intelectuales, sino también promover su desarrollo físico y espiritual. El colegio Rudolf Steiner, ubicado en Carrasco Norte, es el único que imparte esta metodología en el país.


A las 8 en punto de una mañana húmeda de junio, Alexandra Arcila llega al colegio Rudolf Steiner en bicicleta. Saluda a sus colegas y alumnos con una sonrisa generosa y una alegría que no se condice con la grisura del día. Es la maestra del grupo de cuarto y quinto año. Los niños, sin uniforme, la rodean de inmediato intentando captar su atención para contarle que leyeron tal libro, o saber su opinión acerca del dibujo que trajeron de casa. En el aula no hay pupitres dispuestos en fila, sino que están amontonados en un rincón. Se ve un pizarrón a la vieja usanza, de tiza, unos pajaritos de papel pintados a mano que cuelgan del techo, un atril de música, una pecera con peces naranjas y una estantería baja con plantitas y piedras preciosas. Todo muy sencillo, sin ningún derroche de infraestructura.

Cuando la aguja marca las 8.15 horas, los alumnos salen y Arcila se para en la puerta de la sala. Luego, saluda uno a uno, mirándolos a los ojos, llamándolos por su nombre y dándoles la bienvenida con otra sonrisa. Una vez en la clase, todavía de pie, forman una ronda en el centro del salón y juntos recitan un poema. Unos minutos después toman sus flautas dulces y tocan una canción sin la ayuda de ninguna partitura. Cantan, se mueven y recién después se disponen a organizar los pupitres y tomar asiento. Hasta ahí no se ve un solo cuaderno arriba de las mesas. Oralmente repasan lo aprendido el día anterior, y luego escuchan, sin que vuele una mosca, la lectura que hace Arcila de un cuento en el que avanzan un par de páginas cada día. En cada minuto se siente la enorme vocación de esta maestra, que con apenas 36 años, lleva 18 enseñando bajo el método pedagógico Waldorf. “Esta forma de educar está basada en la naturaleza del niño y las necesidades que tiene en cada momento de su desarrollo”, explica. “Cuando llegan al aula están llenos de energía, por eso nos quedamos de pie, cantamos, recitamos, tocamos un instrumento, y en todo eso se van encontrando con el otro, se ponen en consonancia con el grupo y sus normas. Lo hacen sin que nadie se los imponga”, agrega.

El Colegio Rudolf Steiner es el único que imparte la metodología Waldorf en el país y está en proceso de autorización por el Ministerio de Educación y Cultura. Está ubicado en Carrasco Norte, frente al estadio Charrúa, y funciona donde antes era el colegio Novalis, que impartió este mismo sistema pedagógico durante 35 años. Cuenta con 32 alumnos, varios de ellos hijos de extranjeros. Aunque no es el caso de Uruguay, esta metodología educativa reconocida por la Unesco está extendida fuera de fronteras: existen más de 3.000 escuelas en 90 países del mundo. El filósofo y educador austríaco Rudolf Steiner fue quien inició en Alemania esta forma de enseñar. En 1919, tras la PrimeraGuerra Mundial, visitó la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria de Stuttgart y les habló a los trabajadores sobre la necesidad de lograr una transformación social a través de la pedagogía. El dueño de la empresa le pidió que organice una escuela para los hijos de los obreros, y así nació la primera experiencia Waldorf, centrada en el conocimiento de la naturaleza humana. “El método tiene una visión general del ser humano; no sólo se centra en darle contenidos intelectuales al niño, sino que tiene en cuenta su desarrollo físico, anímico y espiritual”, relata Arcila. Apuntan a educar «la cabeza, el corazón y las manos» de sus alumnos.

Libres de plástico y pantallas

Tras recorrer la institución no se ve un solo juguete de plástico –ya que buscan evitar el consumo y el deshecho–, ni pantallas de ningún tipo. “La pantalla de cada uno está acá”, dice la docente, señalándose la cabeza con el dedo índice. Para los alumnos de estos colegios la informática recién llega en la adolescencia, luego de haber escuchado muchas historias y de haber creado infinitas imágenes mentales. En cambio sí se ven juguetes de madera y lana, se siente olor a pan recién horneado –lo preparan los alumnos del jardín, que en lugar de llevar merienda la cocinan ahí con su maestra– y se encuentran casas de madera arriba de los árboles construidas por los chicos. También se ven varias huertas, ya que aprender a cultivar es una materia curricular obligatoria, así como música, carpintería, inglés y manualidades. Entre las clases opcionales figura circo y orquesta.

En el aprendizaje se trabaja con los alumnos en ciclos de 7 años, septenios, y durante la Primaria los niños están guiados siempre por el mismo docente. Además, los contenidos curriculares se agrupan en áreas y épocas. La clase principal se concentra cuatro semanas en dictar un par de materias –por ejemplo, historia y geografía– y luego pasarán a otra dupla, como matemáticas y gramática. En ese momento cambiará toda la dinámica, desde los poemas que recitan hasta las melodías que tocan en los instrumentos cada día.

Con tus propias manos

En este colegio no existen los libros de texto. “El mejor libro es el que hacen ellos mismos”, dice la maestra, mientras muestra uno de los cuadernos de sus alumnos. Estos cuadernos también son distintos a los que usan el resto de los escolares del país. Tienen hojas blancas lisas, grandes y están íntegramente decorados por los pequeños. Allí se ven numerosos dibujos, dictados y cuentas, todo con una prolijidad sorprendente. Arcila explica por qué no tienen renglones: “Queremos que se esfuercen por hacerlo derecho sin ninguna línea preestablecida, y también que creen sin tener nada que los interrumpa”, cuenta, destacando la veta artística de estas escuelas.

Otra particularidad del método pedagógico es que no se imponen pruebas a sus alumnos. “Acá todos pasan de año. Somos exigentes pero eso no tiene que ver con una nota. Cada uno tiene su tiempo de desarrollo y eso es lo que cuenta”, señala la maestra. Que la entrevista esté a cargo de una docente y no de la directora tampoco es casual. Estos colegios no manejan un sistema jerárquico vertical, sino uno horizontal, donde los padres y los docentes juegan un rol muy participativo para conseguir fondos, arreglar el edificio cuando se deteriora y resolver los problemas que surjan.

Si bien no predican ninguna religión, buscan que el niño sienta una conexión con lo divino. “No importa si se llama estrella, Dios o lo que él sienta”, pero lo divino siempre está presente en el aula. El juego y la participación consciente son clave en esta metodología. Por eso, todos los días, antes de abandonar el aula, los alumnos la barren y ordenan. “No vas a ver normas escritas y tampoco un solo papel en el piso. No dictamos ética porque la hacemos todos los días”, resume Arcila.

Por Cecilia Bonino


 
NOTA: Todas la fotos tienen derechos reservados de autor.
 
:: Cumple de Estrellas ::
:: cascanueces ::
:: krea ::
 
 
Términos y Condiciones I Contacto